domingo, 29 de marzo de 2009

muñecas especiales



Empezó con las muñecas de distintas razas y ahora son las muñecas con diferentes capacidades. Las hay como la de la foto, invidente, monísima con su perro lazarillo, en silla de ruedas, con síndrome de Down, sin pelo por la quimio...

Ha sido un negocio para las empresas que las fabrican que han subido sus ventas hasta un 25% en 2008 (con crisis y todo) sobre el 2007.

Los psicólogos insisten en el bien que hacen a la integración y la normalización en el trato de los niños enfermos o con necesidades especiales. Hay padres que piensan que inciden en la diferencia. El tema es complejo y abierto a las ideas.

10 comentarios:

Laura dijo...

Pues qué quieres que te diga, yo creo que están muy bien.
Cuando era pequeña me partí una pierna "por buena que era yo" y le puse "escayolas" a todas mis muñecas hechas con trapos...jajjaja

MiMundo dijo...

...es una forma polémica de normalizar...no se yo que decir al respecto...un abrazo...

Menda dijo...

Pues no sé.......tampoco hay que concederle mucha importancia y no sacar el tema de madre.
No siempre las muñecas van a ser rubias......
No tenía ni idea del asunto.

Alfonso dijo...

Las prefiero asi, a las barbies perfectas, aunque en realidad no prefiero nada porque los machotes no jugamos con muñecas...

BIRA dijo...

Pues a mí me parece una idea fantástica. Me uno a Alfonso y digo que desde luego son bastante más reales que las barbies.

Cualquier cosa que ayude a los niños a apreciar "lo diferente" es bienvenida. A ver si ellos consiguen hacer las cosas mejor de lo que lo estamos haciendo "sus mayores".
Por cierto, que la muñeca de la foto es monísima!
Un besote.

TitoCarlos dijo...

Hace unos 45 años mi hermana tenía una muñeca negra, y llamaba la atención. Ahora no lo llamaría. Dentro de unos años estas tampoco.
De todas formas, la imaginacion de los niños al poder. Tienen una muñeca de trapo y será lo que ellos quieran, desde paracaidista a nadadora, enfermera o guerrera, ciega o coja...

Lola Mariné dijo...

No soy la hermana de TitoCarlos, pero recuerdo con especial cariño una muñeca negra que tuve de pequeña.
Ignoro si influyó en mi aceptación de la diferencia...
Saludos.

migrante dijo...

Si bien comparto que son un poco más reales que las cincuentonas Barbies igual me rechina un poco todo lo comercial que va detrás de ello.
Sin contradecir a los psicólogos creo que la integración pasa más porque los niños compartan actividades con otros sin importar su raza, religión o capacidad diferente.
BsoT

anselmo dijo...

Yo estoy de acuerdo con el tema de la normalización.Además, he leído algunas conclusiones de estudios sobre este tema. A mi si me parece buena idea.

Isa dijo...

Pues a mí me parece una idea fantástica. A los niños les parece normal lo que ven desde pequeños. Los mayores tenemos que aprenderlo, y cuesta más. Pienso que si un niño ve desde pequeño que hay personas negras a su alrededor, no hace de mayor distinciones por colores, ...porque es una cosa TAN TONTA el color de la piel...!. Por lo mismo con las personas con necesidades especiales.

Yo también soy de las que tenían una "extraña" muñeca negra (y hablo de fonales de los 60s...). En España el único negro era el Rey Baltasar en aquellos años... Ahora es lo más normal.

Las cosas que se ven como naturales desde la infancia no es necesario normalizarlas... Sería una especie de "prevención" para no tener luego que normalizar...