viernes, 19 de junio de 2009

la madre que te parió!!!

Puente en Madrid y playita en casa de los papis.
Mi padre siempre ha sido despistado, pero despistado despistado. Con la edad va a peor.
Siempre cuenta que él cocina bien porque su madre lo hacía de pena. Y es verdad, yo recuerdo a mi abuela siempre interesada en miles de cosas entre las que no estaba precisamente el comer bien. Ni le gustaba comer ni le gustaba cocinar. Lo hacía por obligación y siempre que la veíamos cocinando era con una novela en las manos para aprovechar el tiempo.
Pues bien, fruto de uno de los despistes últimos de mi padre, el pasado sábado probamos una nueva concepción de la paella de diseño: la paella agridulce.
No sé cual fue el proceso exacto que ocurrió en la mente de mi padre que hizo que una vez empezada la cocción pretendiera añadir más arroz y en vez de ello echara azucar. Sí, no fue azucar por sal con lo que sería unos granitos, fue directamente unos 200 gr. Se dio cuenta enseguida, cambió agua y alguna cosa más pero claro, quedó con cierto sabor a arroz con leche.
Como todos nos tomamos los despistes como algo natural, comimos algo diferente, hicimos gracias para que no le diese él mayor importancia e incluso a mi madre no le salió ese ¡la madre que te parió! que otras veces sí le sale.
Me acordaba del último ¡la madre que te parió! que oí. En una cafetería de carretera, mientras desayunábamos, vimos un coche a punto de salir. Encima de él, el conductor se había dejado un bolso y entró en su automóvil y ya encendía el motor. A varios nos salió llamarle y hacerle señas. Pero hubo quien incluso salió corriendo a pararlo. Cuando vio todo lo ocurrido la mujer que iba con él se oyó ese ¡la madre que te parió! que tanta complicidad lleva encima.
Como decía mi padre se despista demasiado últimamente. Algo está pasando en su cabecilla, aunque tras muchos estudios médicos no parece que sea grave.
Me indignó ver cómo la gente se aprovecha de estas circunstancia. El día que llegamos, él nos esperaba para ir a por helados, me tendió la mano con monedas y vi que entre ellas había una de 5 pesetas, de las antiguas de un duro grandes. En alguna tienda se la habían dado, lógicamente. Por los sitios visitados nos dimos cuenta que había sido en la farmacia donde compra desde hace 20 años y donde ahora es casi semanal la visita. Se la dieron por una moneda de 2 euros. Un timo en toda regla, aunque él diga que es un error y los disculpe diciendo que no hay que pensar mal.
De su misma generación son los dos jubilados de Carabanchel, barrio de Madrid, que se encontraron una cartera con un montón de dinero y ni pensaron en quedárselo, a pesar de su pensión de 800 euros mensuales. No sé si sus mujeres al llegar a casa les dijeron ese ¡la madre que te parió! o se sintieron orgullosas de ellos.
Musiquita para el finde. Con lo del azucar y la sal....

11 comentarios:

migrante dijo...

Es que tu padre es todo un creador!!!, jaja, mira que inventar la paella agridulce!!!, jaja.
Por otro lado, no conocia a este grupo, me gustó.
Pasará a ser parte de mi mp4, creo.
Bso y buen fin de semana.

Menda dijo...

Y si la paella agridulce se convierte en un plato de nouvel cuisine?
Eh?

dezaragoza dijo...

Me hace recordad a mi abuela que cocinaba genial. Pero una vez de mayor nos preparó unas lentejas con azúcar inolvidables. Con la edad... vete acostumbrando a esas cosas.

A-B-C dijo...

Los padres, nuestros héroes.
No he podido escuchar la música, supongo que por algún error de mi computadora.
Besos,

Alfonso dijo...

jajaja, pues mira, no tiene porque estar mala, si dice que lo ha hecho fulanito de tal, de la alta cocina vasca, lo pone en un plato grandisimo y adornado con tiras de mermelada de frambuesa ¡le dan un premio! jjj
la mare que lo parió... eso me decía a mí mi tía mucho.. y yo le contestaba.. que no me parieron.. que me cesarearon... :P

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

los padres siempre son originales ;)

besos.

Valentina. dijo...

Pues que disfrutes de muchas paellas agridulces y ratitos buenos con tu padre.

Y a la farmacia de turno un tirón de orejas de los de ponerse colorao. Tendrá poca vergüenza!

Tierna entrada Yoyoyo.

Beso y abrazo.

yoyoyo dijo...

Es una canción maja sí Migrante. Un beso


Pues sí, Menda, cosas peores se han visto. Pero entre tu y yo, sabe a rayos.

yoyoyo dijo...

Claro dezaragoza, tendremos que acostumbrando. Pero no creas, que es de siempre. Siempre cuenta que con 30 años en una radio dijo que venía a cantar Pablo VI en vez de Camilo Sesto.

yoyoyo dijo...

Y que nos duren, A-B-C. Besos

Que bueno Alfonso, no había oído nunca lo de me cesearon. Muy original, sí. Un fuerte abrazo

yoyoyo dijo...

Muy muy originales, Fernando. más besos
Valentina, me indignan esas cosas, como engañan a los mayores. Ya hablaremos de algunas sucursales de bancos que son para denuncia directamente. Un beso