domingo, 12 de diciembre de 2010

Leyenda

Se me ha caído un mito. Desde hace muchos años admiro a Marta Dominguez, detenida esta semana por suministrar presuntamente sustancias dopantes en el atletismo español, de cuya federación además era vicepresidenta.
Presuntamente, palabra adecuada. Los datos deben ser bastante contundentes para que se haya llegado a esta escandalosa detención. Por ello se ha caído el ídolo, aunque duela y le siga aplicando la presunta inocencia.
Fabricamos iconos demasiado rápido, metemos en nuestro cariño colectivo muy fácilmente a los deportistas. De pequeños aprendemos sus nombres con mucha mayor rapidez que los de los ganadores de un premio nóbel, por ejemplo. Subimos al olimpo demasiado rápido a nuestros deportistas, que a veces no asumen el paso del tiempo, la merma de condiciones físicas que les hace tener peores resultados.
Cuando luego pasan estas cosas, se acabó la leyenda.

Nuestro amor será leyenda by Alejandro Sanz

3 comentarios:

Sese dijo...

Sí, pero no hemos de sentirnos culpables de ensalzar a "tramposos" (sin concretar este caso específico).
Aunque cada vez que pasa esto nos da la sensación que la corrupción es generalizada.

Saludos

Menda. dijo...

En fin, a ti y a muchos españoles.

ISA dijo...

Menos mal que a mi no me gusta nada el deporte profesional. Nunca he entendido eso de trabajar hasta la extenuación, así que no me ha impresionado nada este caso que, por otra parte, debe ser muy común entre la élite deportiva.