lunes, 10 de noviembre de 2008

Pequeño homenaje

Decía hace un mes Carme Chacón, ministra española de defensa, que en una sola generación el ejército español ha pasado de ser temido a ser querido y admirado.
Es verdad. No es una ONG pero hace las cosas bien y está donde tiene que estar, donde los representantes de la ciudadanía deciden: ahora en Afganistán y allí pueden pasar cosas como los asesinatos de ayer.
No me gustan los ejércitos, preferiría que no existieran pero son necesarios. Están formados por hombres y mujeres como nosotros que conocen el riesgo y desde la consciencia, desde la fortaleza y desde la inseguridad de algunos momentos hacen lo que tiene que hacer.
Huecco, otra vez, les rinde el mejor de los homenajes, ese que los refleja como personas, que tienen familia, amores, que pasan miedo, que no están por las medallas, que no se sienten heroes, que quieren y echan de menos como nosotros:

Mirando al cielo by Huecco

6 comentarios:

la+ dijo...

Qué bonita la canción !! me parece preciosa ....me has inspirado , que en Londres estaban con las poppies y me pareció un bonito honmenaje

Un beso !!

Alfonso dijo...

La imagen de Carme Chacón, pasando revista al ejército, embarazada , es que histórica y simboliza el cambio de tantos años en España. Me encanta esa mujer.

La Menda. dijo...

Pues todavía los hay que critican a la ministra.....País.......

BIRA dijo...

Mi pequeño homenaje a ti (seré prepontente!!) es añadirte a mi lista de blogs, para no perderte la pista!

Besos

yoyoyo dijo...

a mi también me encanta la+, besos y buena semana.

Claro que sí Alfonso, esa imagen da una sensación de "quitar lo rancio" total. Un abrazo


es criticar por criticar La Menda, hasta ahora creo que nada que objetarle. Un beso

jaja Bira, no nos perderemos la pista por supuesto. Gracias y un abrazo grande

yoyoyo dijo...

a mi también me encanta la+, besos y buena semana.

Claro que sí Alfonso, esa imagen da una sensación de "quitar lo rancio" total. Un abrazo


es criticar por criticar La Menda, hasta ahora creo que nada que objetarle. Un beso

jaja Bira, no nos perderemos la pista por supuesto. Gracias y un abrazo grande