sábado, 31 de octubre de 2009

Un segundo de mi vida, tu vida en un segundo

No es el primer corto con el mismo argumento: periodista de guerra que queda marcado por una foto. Es premiado por ella y no sabe si en esa guerra estaba para hacer su trabajo o para salvar vidas. He llorado como una tonta (cada uno llora como lo que es) esperando un final que sabía que no llegaría. Video duro, duro. Como muchas veces, también imprescindible.

18 comentarios:

without dijo...

Cuando la vida no tiene ni el valor de la bala que la ciega... Este tipo de fotógrafos parecen cazadores tras sus presas, fotografías impactante, pero a qué precio?

Un abrazo

PD: me gusto eso de una idea por cada neurona ;)

migrante dijo...

Uff, si dices que has llorado tanto (que no es lo mismo que tonta), no creo que sea mi momento para ver ese vídeo, pasaré más tarde si las condiciones anímicas lo permiten :)
Bso.

Gemma dijo...

Estoy de acuerdo con without. Mi sensibilidad (y diferencia de ideas) siempre hace que me lleve mal con determinado tipo de periodistas (y no sólo gráficos). El corto es muy doloroso y sí, también me ha hecho llorar. Besos.

Menda. dijo...

El video es tremendo, sin duda. Espero que aparezca el comentario, porque hoy blogger me tiene manía.

dezaragoza dijo...

Aplaudimos la muerte en otros sitios. Qué bonita civilización hemos construído.

Luis dijo...

Desgraciadamente esto es lo que hemos construido.
Un abrazo
PD Llorar nunca es de tontos

Alfonso dijo...

Qué fuerte. Pero fuerte. Lo trasladaré a mi blog. Un saludo. Alfs.

A-B-C dijo...

Me mandaron el video vía email y también me resultó impactante y duro.

Me hizo reflexionar mucho y me hizo recordar a otros periodistas que se juegan el tipo para que nos llegue lo que está pasando en el mundo y todo ello respetando un código deontológico que todos como profesionales tenemos. No quiero olvidar el trabajo de estos grandes profesionales.

Pienso que en todas las profesiones hay grandes profesionales y otros que sólo parecen interesados en la fama y en lucrarse a toda costa.
Besos,

La Otra dijo...

IMPRESIONANTE. No hay palabras.
¿me lo podrías mandar por e-mail: laderas07@hotmail.es.

Gracias¡

yoyoyo dijo...

bonita expresión without. Muchas veces se pierde tanto el sentido de la vida que damos más valor a una bala que a una vida


Migrante, he visto llorar a alguien solo con contarle el video. Con eso te lo digo todo. Un beso

yoyoyo dijo...

En todas las profesiones hay de todo Gemma. Tu lo sabes muy bien


Apareció Menda. Gracias como siempre.


Desilusionante civilización, dezaragoza.

yoyoyo dijo...

Y tampoco está mal ser un poco tontos, Luis. Un abrazo


Ya lo ví Alfonso. Impresionante, claro que sí.

Totalmente de acuerdo A-B-C. Grandes periodistas que hacen que estas cosas lleguen a nuestras casas aunque sea a la hora del telediario y algunos se quejen también de eso, de que no les sienta bien la comida

yoyoyo dijo...

Mandado La Otra. espero que te haya llegado.

Laura dijo...

Cogito ergo sum, eso decía el filósofo. Quiero decir que me autodefino tota igual que tu después de ver ese magnífico vídeo.
Ya me lo habían enviado por correo, es muy fuerte pero tan real como la vida misma.
Una vida en la que TODO vale, y TODO se justifica.

Sese dijo...

Es una situación extrema que nos debe hacer pensar sobre la moralidad de ciertas profesiones, evidentemente la ganadora se siente culpable pero lo triste es que la única manera de denunciar estas situaciones es a través de trabajos tan peculiares como éste. Salvar la vida de esa niña no significa que cinco minutos después se repita esa situación en otro sitio. La fotografía permite una denuncia para que no vuelva a pasar. Aún así lo ético es intentar salvar esa vida inocente

Gemma dijo...

Por eso he dicho "determinado" tipo de periodistas, Yoyoyo. Eso no incluye a los buenos. Un abrazo.

yoyoyo dijo...

Como tu y yo bien sabemos Laura, no todo se justifica. Un beso

Sese, yo también creo que hay que denunciarlo pero si se puede creo que es necesario intentar salvar esa vida.

yoyoyo dijo...

Como tu y yo bien sabemos Laura, no todo se justifica. Un beso

Sese, yo también creo que hay que denunciarlo pero si se puede creo que es necesario intentar salvar esa vida.