jueves, 12 de noviembre de 2009

11 de Noviembre

Cuando recibió su llamada notó un cambio en su voz. 30 años después sigue sintiendo ese temblor en su cuerpo, el mismo que sintió entonces.
Unos meses antes él había cambiado de Universidad de nuevo. Su familia sabía que ella lo visitaba y la distancia aumentó. Él le planteó seguir de la misma forma, viendose a menudo, a escondidas. Ella debería seguir viajando.
No lo aceptó, le dijo que fuera claro con su familia y se enfrentara a ellos. Sería duro, deberían trabajar los dos para vivir, sus estudios se resentirían, su vida no sería tan fácil. Al menos estarían juntos.
Sabía que la decisión era dura. Se presentó en aquella cafetería de la sierra madrileña sin recuerdos para ellos. Allí supo que él no se atrevía, su temor a la familia era mayor a su amor por ella.
No recuerda las siguientes 12 horas, sabe que llegó a su casa al día siguiente borracha perdida. Durante 12 horas no pensó en ello. El 11 de Noviembre vinieron los reproches a sí misma. Quizás le presionó mucho, quizás podía haber esperado un par de años cuando los dos, ya licenciados universitarios, pudieran llevar una vida cómoda aunque alejada de la familia de él.
En el fondo sabía que no era así, que él había decidido por los dos, elegía la vida fácil para siempre esa que le permitiría vivir sin trabajar.
Ambos siguieron adelante pero no se olvidaron, sabían que eran el uno del otro. Ella tuvo parejas -unas mejores que otras- trabajos -unos peores que otros- una vida con sus momentos.
Muchos años después estaba en un momento de cambio, dejaba su trabajo en la prensa rosa con el que se había ganado popularidad y un nivel económico más que aceptable y terminaba una relación personal complicadilla.
Un viernes recibió la llamada de su amigo belga. Venía el fin de semana a Madrid y el sábado había quedado a comer con unos amigos. Aceptó la invitación y asistió a la comida. En esa reunión estaba Yoyoyo.

I'm yours by Jason Mraz

10 comentarios:

migrante dijo...

No sé en que va a terminar esta realidad o ficción, pero quiero que sepas que me has enganchado. Además ¿te he dicho que me gusta como escribes?
¿Y que el tema que has puesto hoy es uno de mis preferidos?.
Besos en espera del siguiente...

yoyoyo dijo...

Hay un siguiente, migrante. Uno más.

dezaragoza dijo...

Esperaremos la siguiente entrega.

RAMPY dijo...

Yo también me he enganchado. Escribes genial.
Un rampybesote.

Mannelig dijo...

¿Belga? ¿Qué amigo belga? Ese no salía ayer.

A-B-C dijo...

Ayyy, el miedo que nos bloquea.
Bonito tema musical, me ha encantado.
Besos,

tagskie dijo...

hi.. just dropping by here... have a nice day! http://kantahanan.blogspot.com/

Alfonso dijo...

Ummm para mí que había escrito un comentario... sigo esperando a ver como sigue esto :)

A-B-C dijo...

... por cierto el 11 de noviembre en los países angloparlantes se "celebra" con una amapola en la solapa: Remembrance Day.
Para mi también tiene un significado romántico.
Besos de nuevo,

Luis dijo...

No sé si podré cerrar la boca en muchos días. Qué gozada de texto y qué maravilla de canción. Ya digo me he quedado sin poder articular palabra. he tenido que dejar pasar unos minutos para ponerme a la tarea de comentar.
Gracias por esto de hoy.