lunes, 18 de agosto de 2008

Miedo y dignidad



En el principio (del blog), fue el miedo. Hoy, con los abdominales del alma ya duros, con los cuadriceps del corazón a punto... siguen los miedos. Miedos nuevos, miedos recuperados, miedos de siempre. De momento, hago lo que puedo, subirme a los tacones con dignidad.
"Un hombre tiene que tener siempre el nivel de la dignidad por encima del nivel del miedo" Eduardo Chillida
Nota: debe ser verdad que cada dia que pasa nos parecemos más a nuestras madres. La mía también va fijándose siempre en las pintadas, eso sí, ella no hace fotos.


Volvemos al amor by Mónica Naranjo

11 comentarios:

SOMMER dijo...

A mi me parece que el miedo es un excelente compañero del escritor. Así, que anímate, y sigue así...

Besos.

Sensai dijo...

Pues yo creo que el miedo justo, ese que hace que nos pongamos alerta, es bueno. En exceso no, porque paraliza.

Besitos!!

la+ dijo...

Hace tiempo que mi miedo se divorció de mi amor no hacían buena pareja ..... aunque a veces se toman un cafecito , nunca les permito más

Besos guapa !!! me encanta esa de Monica

yoyoyo dijo...

Mil gracias Sommer, necesitaba ayer un poco de esa complicidad. Un abrazo

Sensai, lo malo es eso, cuando paraliza. Un secreto: a mi a veces... me paraliza. Lo tengo que tener bajo control. Más besos

yoyoyo dijo...

Tú si que sabes La+. Los míos divorciados están. Pero todavía cuando quedan para el cafecito, que si un paseito por el Retiro, que si dar de comer a los patos, ver escaparates, cenita... y no es por cotillear, pero alguna noche juntos pasan. Voy a tener que hacer como tú y ser dura con ellos que como estos dos se líen otra vez, la cagamos y no, no estoy por la labor.
Gracias niña, un beso grande.

Alfonso dijo...

Si no sientésemos miedo estaríamos muertos. No necesitaríamos nunca ayuda de nadie. Sería una vida insulsa. No sé... lo que nunca es bueno es afrentar los miedos, sólo.

CARLOS dijo...

Vida corta como para tener miedo pero lo suficientemente larga como para no tenerlo...

eFi dijo...

Qué decir!, estoy con Alfonso, los miedos compartidos se enfrentan de mejor modo, no desaparecen, pero se llevan bastante bien...
Besitos.

yoyoyo dijo...

Buena reflexión Alfonso. Somos seres sociales, a los que nos reverdece sentirnos acompañados. En ello estoy. Un beso

yoyoyo dijo...

No está mal pensado Carlos. Un abrazo

yoyoyo dijo...

En eso estamos eFi, en compartir también los miedos o los sustos momentaneos. Se llevan bastante mejor. Besitos