lunes, 26 de enero de 2009

la niña en la boda


¡Ya! Siempre me equivoco con los refranes. Pero esta vez es con idea.
Cuenta mi cuñada que de pequeña se enfadaba al ver las fotos de la boda de sus padres y ella no aparecía. ¿cómo no la invitaron a ese evento?
Me he acordado hoy, al vivir una de esas situaciones en las que alguien quiere ser el centro de atención a toda costa y visto desde fuera resulta ridículo. Lo curioso es que a todos nos pasa eso alguna vez, nos gusta que nos adulen, nos homenajeen y nos hagan la pelota como a Pretty Woman. Lo bueno de hacerse mayor es que nos damos cuenta y lo atajamos, o al menos disimulamos lo suficiente para que no se note tanto. Lo malo, es que perdemos la candidez de esa niña que se enfada por no ser el centro de las fotos de cuando se casaron sus padres.
Ah! esta foto y la de dos post atrás son del metro de Lisboa. Fue mi viaje de fin de año.

11 comentarios:

Laura dijo...

Jajjaj...a mis hijos les pasaba lo mismo de pequeños, que por qué no estaban ellos en la foto....jajjaj...
Si, de mayores disimulamos, pero tienes razón ¿cuántas veces no nos gustaría llegar a una tienda, aunque no viniera Richard Geere con la visa oro, pero nos hicieran la pelota?
Pues claro que si.

Menda dijo...

Jjajajaja, bueno un poquito en ocasiones. A quién le amarga un dulce y no le gsuta ser el centro de atención aunque sea por unos minutos?
El que diga que no, miente.

Menda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Stanley Kowalski dijo...

Yo creo que es mejor perder algo de ingenuidad a cambio de sufrir menos.

Te mando un beso y te espero en mi blog.

BIRA dijo...

Qué cachonda tu cuñada, jaja.
Sabes? creo que algunos, aún haciéndose adultos, no pierden ni un ápice de esa manía suya de ser el puto ombligo del mundo todo el tiempo. Es taaaaaaaaaan cansino.

Muy bonitas las fotos del metro, pero para cuándo las de las gatas??? :P

sur dijo...

¡Es que no salir en la foto!, jaja.
Supongo que todos, en algún momento, reclamamos atención pero hay quienes superan todos los limites y no saben cuando aburren!
Bso.

ipodgirl dijo...

Pues yo siempre he querido todo lo contrario, pasar desapercibida...
Besitos!

emevecita dijo...

mira, yo todavía espero que mi hijo sí salga en las fotos de mi boda, jajaja...

a mi me fascina ser el centro del universe... lo malo es que la gente no me comprende y no me dejan...¿si me dejaran!

en esos momentos yo digo que nací un poco tarde si hubiera nacido en 1902 y se me hubiera dado por creerme el centro ese allá por los 1928's... otra sería la historia

besos

Alfonso dijo...

Cuando yo vi mi foto en la comunión de mi hermana, que iba yo dentro de la barriga de mi madre, de luto rigurosísimo por la muerte de mi abuelo, así salí yo , con kilo y cuarto.
Me hacen la pelota de vez en cuando, y me hace gracia. A veces, al revés, me dicen de todo menos bonito.
Pero ser protagonista, reconozco que un poquito sí me gusta, sobre todo en temas astronómicos jajja

ordago13 dijo...

Los refranes estan para darles la vuelta


te invito:
republica libertaria de las tortugas

SOMMER dijo...

No me extraña que tu cuñada se enfadase. Menudos padres descerebrados ¡¡¡¡¡¡