viernes, 20 de febrero de 2009

Día mundial de la justicia social

El 20 de febrero, hoy, fue declarado como día mundial de la justicia social por la ONU en Asamblea general el 19 de noviembre de 2007.
La iniciativa coincide con la promoción de los esfuerzos para enfrentar problemas tales como la pobreza, la exclusión y el desempleo por parte de este organismo mundial, los objetivos del milenio, de los cuales ya he hablado aquí en un par de ocasiones.
El documento llama a los 192 miembros de la ONU a dedicar esa jornada a promover actividades a nivel nacional en apoyo de los objetivos y metas de la Cumbre Mundial para el Desarrollo Social de 1995, celebrada en Copenhague, (Dinamarca).Los participantes en esa cita llamaron a la erradicación de la pobreza, a promover el empleo total y fomentar la integración social teniendo en cuenta lo objetivos del desarrollo.
La resolución reconoce la necesidad de consolidar los esfuerzos de la comunidad internacional en la erradicación de la pobreza, en la promoción del empleo total y del trabajo adecuado, la igualdad de género y el acceso al bienestar social y la justicia para todos.También, la Asamblea General aprobó una resolución que llama a los Estados que aún no son miembros o no han ratificado el Estatuto de Roma de la Corte Internacional de Justicia (ICC) a acceder al mismo sin demora.La ICC es una corte independiente y permanente que juzga a personas acusadas de los más serios crímenes de ámbito internacional o mundial, tales como genocidios, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra



Hasta aquí la parte formal, la casi institucional del asunto. Rescato esta foto, del pasado verano en Montevideo (podría ser en cualquier parte del mundo) que no pude evitar hacer en un paseo que prometía.











Me empeñé el último día de mi estancia allí, es lógico, en ver este edificio (la torre de la compañía de comunicaciones ANTEL).



y camino de esta preciosidad, nos topamos con la estampa de un niño asomado a la verja del tren desde su chabola. En ese momento pasó el tren y pensé en el futuro del crío.
Hice la foto desde lejos y al minuto apareció por detrás el resto de la familia. La mujer y los niños siempre los más perjudicados en esta sociedad.
No sé si con días reivindicativos arreglamos algo, pero al menos espero que nos sirva para seguir reflexionando sobre el tema y al menos a nivel personal nos impliquemos en proyectos solidarios. Hay mucho, mucho que hacer.

7 comentarios:

Menda dijo...

Y hay tanto, tanto sobre lo que pensar.A veces me planteo (en un futuro, obviamente)si será un absurdo la idea de tener un hijo.Total, para que nazca en un mundo así...........

anselmo dijo...

Yo no pierdo la esperanza de que haya pequeños pasos que puedan dar pequeñas soluciones, aunque sean imperfectas...porque si lo miro desde el punto de vista global, pienso que somos unos virus en el universo que tenemos que ser despachados pero ya.

pyxis dijo...

Algunos siguen reflexionando sobre el tema y hablan, hablan, hablan...
Otros, como tú, no lo "ventilan a los cuatro vientos" pero lo hacen y eso es lo más valioso, que a pesar de todo existan seres con esperanzas de que se puede..., creo.
Bso.

A-B-C dijo...

El cambio está en nosotros no en los gobernantes, no podemos esperar a que hagan algo que no les interesa.
Gracias por compartir tan bonito día, lo marcaré en mi calendario de cumpleaños a recordar.

BIRA dijo...

La lástima es que estas cosas suelan quedarse sólo en buenas intenciones y que no se haga nada para remediarlo, o casi nada. Ojalá un día las cosas cambien.

buen finde!

JoPo dijo...

pero es ke es el mismo sistema el ke lleva a estas desigualdades

con lo cual, todo lo ke se puede hacer son parches!!!

habria ke cambiar el sistema politico-economico

seven dijo...

Vivimos en un mundo en el que lo que importa y hay que mantener, es que haya pobres para ser más ricos, que haya parados para pagar salarios más bajos, despreciar a los no iguales, creer que un color es superior a otro, acentuar los roles y estereotipos, para seguir utilizándonos, para que las cosas de la justicia social, se quede en una efemérides, un negocio, en el fondo.
Cambiemos la mirada, cambiemosla profundamente.
LOLA