lunes, 9 de febrero de 2009

Señora crisis


Llevamos meses hablando de la crisis mundial que padecemos.
Es curioso, se preveía, todos hablaban de ello y daba la sensación de que no iba con nosotros.
Estos días, con el tema del incremento del IPC en los salarios me reía de los gurús del tema.
Por estas fechas, el año pasado la inflación prevista era del 5% y la mayoría de los convenios colectivos se firmaron con subidas por encima del 2%. La realidad fue un 2008 con una subida del IPC del 1,6 % por lo que muchas empresas se echan las manos a la cabeza ahora.
Las dimensiones de esta señora crisis- es monumental- nadie las vio venir. Y si las vio no nos las contó.
La crisis ha llegado y desde luego no afecta solo al sistema bancario. La situación es casi como dice la viñeta. Parece que de la mano de los bancos se ha caído todo el tinglado en el que estaba basada nuestra economía. No hay liquidez, no hay dinero para prestar, la gente no consume, las empresas quiebran, despiden a sus trabajadores que por supuesto dejan de consumir.
Incluso muchas empresas en beneficios aprovechan la situación para despedir o ajustar salarios. Las que mucho ganaron en los últimos años no se acuerdan de ello y también despiden y reducen. Parece que siempre pierde el mismo. En este caso el último eslabón de la cadena es todo el sistema productivo. No solo se están quedando sin empleo los menos formados, los jóvenes, los mayores, las mujeres vamos los de siempre. Esta vez afecta a todos y en todos los niveles hay recortes. Es duro ver las colas en las oficinas de empleo de casi todos los países. Cada cara es una historia.
Creo que todos empezamos a ser conscientes de lo que hay y de lo que se avecina, que no es mejor. De cerca vemos ya a nuestros vecinos, amigos y familiares parados o con regulaciones de empleo.
Hace aproximadamente un año que empecé en esto de los blog y ya entonces hablaba de tonterias como responsabilidad social corporativa, de código de conducta ética en la empresa... Son cosas que hace tiempo me interesan y que vuelven a la actualidad con la forma de llevar la empresa pública (ahora le toca al PP pero si no es un partido es otro) y siempre la privada.
Creo que en cierta forma nos viene bien un parón. No era normal esta forma de crecer, de tener cada vez más y más fácil. Quizás sea la manera de que nos asentemos y empecemos a ver las cosas con otra perspectiva en la que los valores primen. No puede valer todo, tenemos que volver a los valores. Digo yo

10 comentarios:

Gu1ta dijo...

como siempre, yo para salir de la ignorancia bestial en la que vivo feliz: te leo...
besos preciosa.

Menda dijo...

Cierto.Yo también soy de la opinión de que se vivía(vivíamos) por encima de las posibilidades, y obviamente eso se iba a traducir en un parón.Brusco, eso sí.

BIRA dijo...

Ojalá volviésemos a tener principios, pero de los de verdad, de los que valen, y no la tómbola en la que vivíamos la mayoría.

El consumismo exagerado que se ha visto estos últimos años estaba muy lejos de ser normal, pero en una cosa no estoy de acuerdo contigo: sigue habiendo un consumismo bárbaro. No sé en otros países, pero donde yo vivo (que también hay crisis y muchísimos miles de personas se han ido o se irán en breve a la puta calle) es casi imposible ir a algún sitio que no esté petado. Salir a la calle y ver a todo el mundo cargado de bolsas te da que pensar. Tal vez lo peor todavía no ha llegado.

Besos

Laura dijo...

Cierto como que es cierto. Estamos aún en el "tanto tienes, tanto vales"...y yo prefiero el "tanto vales, tanto tienes" y "valer" de valores me refiero.
Un beso.

pyxis dijo...

Solo espero que esta crisis dure el tiempo para los cambios necesarios, para un seguir avanzando en esos valores que tanto defiendes, y que no le sirva de malas excusas a futuros políticos como ha ocurrido en otros lados, sobre todo cruzando el Atlántico...

Bso.

JoPo dijo...

el vivir por encima, como se comenta por aki, uno de los mayores culpables.

pero el sistema en si, el ke te diesen creditos hasta para ir a cagar, tampoco se libra

Mannelig dijo...

Me creo yo que cuando revierta el ciclo, gran parte de lo que pueda cambiar será más del envase que no de su contenido. Responsabilidad social corporativa... Mmmmm... al dinero le interesa el puro beneficio, a cuanto menor plazo, mejor; si esa idea sirve para ganarlo, gracias a que da buena imagen, todos se apuntarán. Pero ojalá fuera porque se dieran cuenta de que es básico para asegurar el largo plazo común.

Nerina Thomas dijo...

Gracias por llegar a mi casita. Un placer leerte. Informarme. Es mundial la cosa.
Hay que trabajar independientemente, crear algo que aunque sea pequeño es de uno y para uno. Todo trabajo por mas humilde que sea mientras sea honrado es válido.
Nunca me senti tan bien como cuando trabajé para mi, donde fui dueña y señora.
Y ya debo seguir siéndola.
un cariño

A-B-C dijo...

Gracias por tu post. Como desempleada-agobiada me ha ayudado a desagobiarme un poco al reflexionar, como tú, que toda crisis trae cambios. Soy de la opinión, como alguien ya ha dicho por aquí, que tener no equivale a ser.

Dadas tus inquietudes quizá hayas oido hablar del psiquiatra Claudio Naranjo que integra disciplinas occidentales y orientales para promover el desarrollo personal y que es consultado por algunas empresas que desean impulsar una formación más humanista como respuesta a la deshumanización de las empresas y de la sociedad.

ordago13 dijo...

jajaajaj tremendo lo de los bancos rompiendose en pedazos¡¡¡

genial el relojo que tienes en la sidebar no me habia fijado...

infinitas gracias por visitarme y escucharme

republica libertaria de las tortugas